martes, 2 de diciembre de 2008

Cosas que perdimos en el fuego


Todos hemos perdido cosas en un fuego.
¿Quién no ha sufrido nunca un fuego?...

Fuegos hay de muchos tipos; algunos arden por dentro para siempre, y otros por fuera un tiempo breve. Aunque marquen para siempre.

Por que hay calores que queman y otros que calientan; sentimientos que abrasan, y otros que confortan. Noches que te hielan y otras que consumen, o te excitan. Miradas que castigan, y otras que acarician, personas que perdemos y otras que ganamos; incluso a lo largo de un sólo día, o de toda una vida.

Sentimientos todos que nos hacen crecer como personas, o nos empequeñecen como insectos. Vivencias que nos hacen como somos, o destruyen lo que podríamos haber llegado a ser.

Esa es la magia, o la tragedia de la vida. Aunque suene a tópico: todo depende del cristal como se mire, o de con que talante se afronten los desastres, los fuegos, los acontecimientos...
Todo depende de aprender con la experiencia, o de dejarnos abrasar por el fuego.

Sí todo eso, o sólo una mínima parte, consigue trasmitirlo una película, consigue hacernoslo sentir, aunque sea lejanamente, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que estamos ante una OBRA DE ARTE.
Quizá ante una OBRA MAESTRA...

Ante algo, una creación humana, que no deja de ser una especie de milagro.
Un milagro de empatía o de trasmutación de personalidades.
Un milagro que sucede en una sala a oscuras y nos hace vivir en silencio, absortos y maravillados como niños en el circo, el , aterrador y sobre todo inexplicable misterio de aquello que Shakespeare calificó de algo así como "comedia absurda y delirante contada por un loco", a través de los ojos de otro...
Durante un par de horas fascinantes.
Un repentino e inexplicable fulgor en medio de la llamas.

Algo, nunca sabremos el qué, ni "por qué"; receta "mágica", virtudes curativas de lo bello, que nos ayuda a sobrellevarlo todo.

Como los amigos.
O eso que llaman Amor.


Cosas que perdimos en el fuego: 9.

1 comentario:

johnny_cabalga dijo...

Hola Ribus.
Me ha encantado tu blog y aquí entro a comentar esta película contigo. Estoy de acuerdo en tu nota, y pensando en la película es un drama que tiene bastante que ver con aquella de Guillermo Arriaga "Lejos de la tierra quemada" con la espléndida Charlize Theron. Ambas cuentan con un guión que si lo piensas fríamente son de Telefilme de Domingo a las cuatro de la tarde pero ¿qué las hace sobresalir por encima de estos?En mi opinión, en "Cosas que...." la interpretación de ese trágico y fiel jonkie por parte del gran Benicio del Toro es digna de un Oscar, y hace que nos creamos y nos toque este maravilloso film. En "Lejos de ..." ¿qué le hace sobresalir? Sí, siempre Charlize, para mí una actriz impresionante ¿la recordáis "En el Valle de Elah? y también ese tratamiento hipnótico del montaje de ARRIAGA, que aunque esté un tanto manido, funciona; ahora me comentan que Biutiful cuenta con la impresionante interpretación de Bardem pero....Ay!Se queda en eso...¿no le habría venido bien el toque Arriaga?Tendremos que verla.

Recuerdo los dramones de Dowglas Sirk, de los 50-60 y me pasa lo mismo, las historias son de tan dramatizadas un tanto ridículas, pero ahí estaba ese genio emigrado de Alemania que las daba un toque expresionista usando los claroscuros, los colores, (tratamiento luego copiado y apropiado hasta lo repulsivo por Almodóvar),interpretaciones fabulosas de Jane Wyman, Rock Hudson, Dorothy Malone etc...

En fin, lo que cuenta es cómo nos cuentan las historias y ahí amigo sólo sirve el talento, por eso uno se emociona cuando en el páramo del cine actual sale alguien que sepa contar una historia, que sepa hacer magia con el cine...eso que le faltó a Cameron con Avatar por mucho que se gastara en FX.

UN ABRAZO Y SIGUE CON ESTE INTERESANTÍSIMO Y CUIDADO Blog.